sábado, 10 de abril de 2010

Hay que guardar silencio...

Tengo que guardar tanto silencio...

pero el cuerpo tiene las manos abiertas tan llenas...

los bolsillos del pecho reventados de silencios...

la boca inundada de deseos...

silenciosos mares diluviando en mis ojos...

frios silencios de labios abiertos a cuchilladas de aire...

vertiginosas mareas salpicando la aurora con silenciosas notas de las aves nocturnas...

y el silencio canta, roe, se escapa...

revuelve la sangre en estrepitoso silencio...silencio...silencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario