domingo, 22 de agosto de 2010


Hace tiempo que me perdí,
pensé poder vivir sin mi un tiempo,
pero el mundo es tan grande
el amor tan poco
solo un alma enterrada bajo el follaje muerto
un rayo que parte sin dejar más
que una sombra de mariposas muertas a su paso.

lo que se espera no es
no es espera lo que es
núnca será
si no la noche
que se traga tu aroma,
un agua turbia que nos moja las heridas
tu en tu vida y yo en mi muerte
en estas soledades que desconoces
de hiedras sangrantes envolviendo la tapia

negra savia que brota de las flores del viento
puedes seguir escupiendo las rosas marchitas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario