domingo, 2 de mayo de 2010

Hablo...





Hablo desde la noche,




en lo más alto de mis temores




con una voz que trepa mi garganta,




que me araña en lo profundo del tiempo






una voz que no es la mía.






Tanto miedo germinandome detrás de los ojos






saliendo a gotas por los labios






se me hace difícil escucharme entre tanta gente.

1 comentario:

  1. Se hace dificil pero no imposible,
    bastaría suspirar tranquila y serena para matar el miedo y recapitular tu sonrisa.


    Un beso.

    ResponderEliminar