martes, 18 de marzo de 2014

nocturna

Preparo un té contra mi insomnio, se supone que debería beberlo caliente, alejará las pesadillas, traerá el sueño reparador a mi almohada; arriba, en círculos, vuela una mosca haciendo un ruido insoportable, yo de nuevo, por el teléfono, escucho el mismo silencio taladrando mi paciencia, la mosca zumba y sigue en su danza frenética, ya no puedo soportar, necesito descansar, ese era el plan desde un inicio ¿recuerdas? Dormir! Sin desesperación pero ¿dónde está mi paciencia? Aquí traspasada por un zumbido y un silencio y más mentiras y mas y Mas y MAs y MAS El té sobre la mesa está frío, no puedo beberlo, hay una mosca ahogada, probablemente dormida en el sueño más profundo y pacífico que pudiera desear... MB

No hay comentarios:

Publicar un comentario